Volver al blog

Un juego multisensorial de entrenamiento de los músculos del suelo pélvico

Cuando contraes los músculos, el coche hace un giro en el borde izquierdo.

Cuando relajas los músculos, empieza a ir por el borde exterior.

Evitar los obstáculos requiere que uses más fuerza al contraer los músculos o que mantengas los músculos activados durante unos segundos.

Recoger las estrellas requiere que relajes los músculos rápidamente y muevas el coche al otro lado de la carretera.

Cuando juegas, recibes consejos e información sobre cómo realizar las tareas correctamente. Cuánta fuerza hay que usar, cuánto tiempo hay que mantener los músculos contraídos, cuándo hay que relajarse o si la relajación es total. Hay un medidor especial, como el tacómetro de un coche, que te muestra la fuerza que aplicas para controlar los músculos del suelo pélvico.

Los algoritmos controlan y analizan el curso de tu entrenamiento en todo momento, indicándote si realizas el ejercicio correctamente. También hay una indicación del nivel de habilidad del conductor que aparece en la esquina inferior izquierda. Si tu nivel de control muscular, fuerza o resistencia no es suficiente, no podrás cubrir la ruta del juego sin subirte al bordillo o chocar contra las barreras colocadas en la carretera. Esto significa que el flamante coche en el que te subes para jugar puede recibir una buena paliza.